Guías de amarres

master_sails-vela-de-patin_a_vela-bis

Los barcos pueden fondearse en puertos privados, municipales, marinas e incluso, almacenarse en garajes. Pero, los barcos de más de ocho metros es mejor usar un amarre para anclarlo en el agua. En ciertas oportunidades el amarre es incluido entre los accesorios de alquiler, los barcos nuevos necesitan uno nuevo.

Los amarres son concesiones por lapsos de determinado tiempo que suelen ser menores a treinta años y requieren de expertos para seleccionar la mejor. Muchos prefieren alquilar un amarre, dados los precios y el tamaño de la superficie que ocupa la manga y eslora del barco.

Amarrar un barco en un puerto puede ser costoso dependiendo de sus instalaciones. Los puertos de administración directa ofrecen concesión por el estado de 30 años, son más económicos pero ofrecen menos servicios. Los puertos deportivos o marinas de gestión indirecta son administrados por entidades mercantiles. Los clubes náuticos son asociaciones de regatas recreativas.

También, hay algunas opciones de ciertas marinas secas para los barcos deportivos y recreo de más de ocho metros, donde también hacen reparaciones, mantenimiento, pintura, combustible, travel, carretillas y anclar las embarcaciones. Ofrecen servicios de guardería a cubierto en literas y más.

Los remolques funcionan para almacenar los barcos de pequeñas esloras en garajes, ya que hay pocas rampas de varada y se tienen que transportar los barcos hasta los lagos, ríos y mares para navegar. Los parking de caravanas es una opción cuando no se cuenta con un garaje con capacidad para guardar la embarcación bajo techo protegido del sol, incrustaciones y salitres.